RELATO ERÓTICO: Climax

por Saciasexblog
relato-erotico-climas-masturbacion


RELATO ERÓTICO:
«CLIMAX»

Intensità…

Creo que todos alguna vez en la vida han experimentado la fuerza un orgasmo, su intensidad, su poder, el placer que te sacude de pies a cabeza… Sí, creo que todos lo han sentido.

Soy sexóloga, y ya te puedes imaginar que el sexo es mi punto fuerte, todo lo que tenga que ver con ese término me lo sé, diría que soy una Afrodita sexual.

Pero incluso los sexólogos tenemos que continuar innovando y aprendiendo cosas nuevas relacionadas con ese acto tan ancestral.

Siempre hay algo nuevo que me sorprende, algo que me pilla desprevenida y me quedo boquiabierta cuando mis clientes me cuentan sus experiencias. Ya sé, pensarás que como es posible, pues dejame decirte que sí, y en términos del orgasmo femenino es que es un universo sin explorar.

No es simplemente usar juguetes sexuales, o dedos, o la alcachofa de la ducha, o frotarte con un cojín, no, el clímax femenino es un ámbito que me tiene en vilo.

Por eso, decidí aventurarme en un retiro espiritual, donde expertos ancestrales de distintas culturas se juntan para ayudarte a descubrir todos los puntos de intensidad de tu cuerpo, la manera de tener el orgasmo más intenso.

Se lo conté a mis pacientes, y están deseosos de que vuelva y les enseñe cosas nuevas.

El retiro es casi idílico, por no decir que es el paraíso.

No hay ninguna distracción mundana que impida tu progreso o educación sexual, o sea, es como estar en un convento.

Había miles de personas, pero cada una estaba en una sección específica, yo, por ejemplo, estaba en la masturbación divina.

Nos obligaban a ir desnudos, para no sentir complejo alguno cuando estemos en el momento culminante, aceptar nuestro cuerpo con perfecciones e imperfecciones.

He de decir, que los hombres iban todo el día erectos, y oye, a nadie le importaba.

Mi primera clase consistía en contar que es lo que más nos gusta, como nos solemos masturbar.

Yo dije que soy de las tradicionales, usando mis dedos, lubricante y de vez en cuando con la manguera de la ducha. Había cada uno que me quede alucinada, unos incluso pasaron a otros niveles como estimular la mente para, sin llegar a masturbarte. pudieras llegar al clímax. Yo obviamente no controlo todavía ese punto, además, las veces que me suelo masturbar lo hago rápido, es cuestión de minutos.

Supongo que lo veo una cosa tan normal, que ni me molesto en experimentar algo nuevo.

Cuando se lo conté a mi maestro, este me dijo asombrado:

– ¿Y eres sexóloga?

-Sí, con todo lo que eso conlleva.

Él se acarició la barba, era tan místico ese gesto que sentí que cualquier cosa que me fuese a decir iba a ser sabia.

-Querida, el sexo no es simplemente soltar un líquido, no es simplemente acariciar tu punto candente y sentir unas pequeñas cosquillas, NO, el sexo es el lenguaje de nuestro cuerpo. Cuando practicas este acto, cada terminación se despierta a la vida, incluso aquella neurona en desuso. Hay miles de formas de disfrutarlo, puesto que el sexo para cada uno es destino, y si no exploras las infinitas facetas de cómo conseguir el placer, llegará un punto en el cual el sexo pasará de ser algo místico a ser algo ordinario.

Le miré asombrada, ese hombre sabía lo que decía.

-Te aconsejo que esta noche explores nuevas facetas en relación con la masturbación. Cada habitación como has podido comprobar, dispone de todo lo que uno pueda necesitar, lubricantes, aceites, juguetes…aprovecha, y explora el enigma escondido entre tus piernas.

Se alejó casi flotando, ese hombre fijo que no era de la tierra.

Daba la casualidad de que esa noche había luna llena, parece que los astros se han unido para que yo pueda llegar a un orgasmo decente.

Si te soy sincera, me daba vergüenza, no es lo mismo hacerlo como algo ordinario, que darte toda una noche en descubrir distintas maneras.

Sudando, fui a encender una serie de velas, todas eran afrodisíacas, al igual que el incienso de jazmín que encendí.

La habitación, por llamarla de alguna manera, era abierta, apenas una estructura de cuatro maderas con cortinas blancas que flotaban con la brisa nocturna.

Trague nerviosa mirando la cama, si, esa típica cama aristocrática, rodeada por pañuelos de seda.

Puse música, obviamente este sitio era preparado para todo lo relacionado con el sexo.

Empecé a quitarme mi túnica blanca, quedando totalmente desnuda.

Respiraba muy aceleradamente, esto era una locura.

Abrí una botella de vino, y me senté en la cama mirando la misteriosa noche.

¿Cómo era posible? Soy una sexóloga experimentada, no podía darme vergüenza la masturbación.

Me bebí la botella entera, y una gota de vino se me escapó.

Se deslizó despacio por mi garganta, hasta descansar en un pezón.

Tragué nerviosa, mirando embobada la gota de vino.

Sopló un poco de aire, y las cortinas me acariciaron las desnudas piernas. La piel se me puso de gallina.

Cogí un frasco de aceite de lavanda y me lo eché encima, era como si estuviera brillando. Entre las velas y la luna, mi cuerpo me pareció casi incorpóreo.

Abrí las piernas dejando que todo el aceite bajara hasta mi núcleo femenino.

Sentí como se hinchaba, cerré los ojos disfrutando de la humedad que se estaba generando sólo con el aceite.

Empecé a acariciarme el pezón con la gota de vino. Suspiré, sentí como mi estómago se comprimía. De normal, hubiese ido al tema directamente, pero me gustaba la tortura que estaba dándole a mi cuerpo.

Chupé los dedos de la otra mano y los deslicé con pereza por mi cuerpo hasta llegar a la laguna que se estaba formando entre mis piernas.

relato-erotico-climax-masturbandoseDeslicé los dedos por los laterales del clítoris, y una oleada de crema salió, mezclándose con el aceite.

Volví a hacer lo mismo, pero esta vez apretando el clítoris, fuerte, casi con dolor, pero fue lo más placentero que sentí nunca.

Me tumbé en la cama y cogí una pluma blanca, uno de los muchos juguetes que había.

Tracé varios círculos alrededor de cada pecho, después por mis piernas.

Sentí cada emoción, cada caricia con un nuevo nivel de intensidad, era como si nunca hubiera conocido mi cuerpo.

Sentí cada terminación nerviosa, cada neurona electrizarse.

Gemí, y hasta ese gemido me pareció nuevo.

Bajé la pluma hacia mi monte venus, apenas un ligero toque, y parecía que el orgasmo iba a llegar en cualquier momento. Sentí el clítoris hincharse más y más.

Me lamí los labios, y suspiré en busca de más.

Dejé la pluma y cogí un consolador negro totalmente liso.

Lo empapé bien en el aceite de mi cuerpo, y en todo el lubricante que solté y lo encendí. Puse la velocidad mínima, pues quería sentir esa tortura para siempre.

Primero lo situé entre mis pechos, lo deslicé despacio, arriba, y abajo.

La vibración hacía que mis pezones se pusieran más duros de lo normal, incluso se agrandaron.

Suspire, todo un canto de mi cuerpo que lo transmitía a la noche.

relato erotico mujer masturbandose


Cuando pensé que era suficiente, aunque en realidad nada era suficiente, me lo metí en la boca.

Mientras lo chupaba, separé mis labios vaginales y metí un dedo.

Ronroneé como una gata.

No sé cuánto tiempo llevaba, pero la luna estaba en su punto más álgido. Abrí los ojos y fijé mi mirada en ella mientras dirigía el consolador hasta mi nido de placer.

Lo deslice arriba y abajo, cada vibración, cada deslizamiento, mandaban oleadas de placer a todo mi cuerpo, temblaba, y no era por la brisa que hacía.

Lo deslicé más rápido, y lo metí muy adentro violentamente, casi desesperada por alcanzar la liberación.

El orgasmo llegó tan despacio, tan intenso que pensé que me iba a desmayar de placer. Grité tan fuerte, mientras mi cuerpo se sacudía una y otra vez, abrasado por la intensidad, por el oleaje, por el Clímax.

relatos ertoticos firma susphirya

3 Comentarios

Carla Mila 3 mayo, 2021 - 6:41 pm

Un excelente relato. Me encantó y me excito, No pude dejar de jugar un poco tras su lectura.
Me pongo en situación, y buffff, no lo puedo evitar. Me toco.
Lo guardaré entre mis lecturas favoritas.
Maravilloso!

Responder
Abel 12 octubre, 2021 - 6:31 pm

Que tal mis amigos les quiero comentar que tuve una excelente experiencia con una chica muy linda y ademas joven que sinceramente fue un poco mas de lo que esperaba, al inicio solo queria ver a las chicas de las fotos y en efecto eso me paso la chica era totalmente la de las fotos. Una ves en mi habitacion de hotel la chica se porto excelente desde buena charla un a sonriza en todo momento y eso me hizo romper el hielo y sentir que de verdad la pasaria excelente con ella, la chica me daba besos apasionados, carisias y al paso del tiempo con migo y el tomar las bebidas todo iba cambiando de tono ella un poco mas prendida me sento en el sofa de la hab y me empezo a dar un excelente oral que para ser sincero no esperaba algo a si pero sin dida me encanto, ver como su lengua y boca recorrian mi pene era lo mejor, tenia una perfectiva diferente de este servicio y sentir y ver correr esas babas por todo mi pene y teticulos solo me prendian aun mas. Despues de unos minutos de desvistio y me puso el condon saco lubricante vaginal y se monto al inicio eran moviminetos lentos y profundos y eso sin duda era muy placentero, quiero mencionar la chica era natural y muy linda de rostro, a como pasaba el momento ella aunmentaba su intencidad y velocidad, por un momento deje de pensar y me adentre totalmente en el momento la hice gozar y sentir al maximo, super caliente no pude mas conmigo la gire la puse a 4 en el sofa y estaba listo para darle con todo hasta terminar y a si fue la chica hizo de mi lo que quiso en esos 15 minutos que fueron de gloria, despues de no creo que estuviera tan rapido preparado para otro mas, entonces solo nos tomamos algunos trago y conversamos, se quedo desnuda y solo la seguia observando y acarisiando. La chica se llama Yaz y es hermosa en todo los sentidos.

Responder
J.J. Navarro 12 octubre, 2021 - 9:25 pm

Hola Abel,
Muchas gracias por tu historia. Lamentablemente hemos tenido que eliminar el enlace puesto que nos financiamos de publicidad así que siempre nos podrán contactar por privado para hacerlo.

Muchas gracias

Responder

Dejar un comentario

Responsable » Juan Jesús Navarro
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de loading que es la empresa que provee el servicio de alojamiento web a saciasexblog.com, dentro de la UE.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

SUSCRÍBETE

Y ENTERATE DE TODOS LOS SORTEOS


¡¡¡ATENTOS PROXIMAMENTE!!!

YATE HAS SUSCRITO!