Inicio Sexo y SexualidadSalud Sexual ¿TIENES ADICCIÓN A LA PORNOGRAFÍA?

¿TIENES ADICCIÓN A LA PORNOGRAFÍA?

por Saciasexblog
blog-de-sexualidad-adiccion-al-porno


Todos hemos visto porno alguna vez, quizás motivados por la curiosidad, o en compañía de amigos, como quiera que sea no es algo desconocido para la mayoría de las personas. ¿Pero qué pasa cuando necesitas ver porno necesariamente para experimentar placer sexual? ¿Acaso tienes adicción a la pornografía? Puede que aquí encuentres la respuesta.


El dilema alrededor de la pornografía

Con el pasar de los años y con la llegada de la tecnología y el internet, se ha dejado en evidencia la facilidad de acceder a contenido pornográfico. Esto, ha afectado severamente la forma en la que se percibe el sexo. Algunos estudios sugieren que cada vez más jóvenes, en especial hombres, acceden a contenido pornográfico a tempranas edades.

No queda del todo claro cuál es el motivo específico que motiva el consumo del porno, pero está claro que el acceso a internet y la facilidad de obtener dispositivos para visualizarlo contribuye a su consumo. Otros factores relacionados con el consumo de la pornografía pueden ser:

  • El deseo por aprender cosas nuevas acerca del sexo. (Lo que nos dará una imagen distorsionada del mismo)

  • Aburrimiento y curiosidad.

  • Liberar tensión y disminuir el estrés.

  • Obtener excitación sexual.

  • Ganarse la aceptación y sentirse integrado a un grupo.

 

Algunos estudios sugieren que cada vez más jóvenes, en especial hombres, acceden a contenido pornográfico a tempranas edades.


Sin embargo, cuando la persona necesita ver pornografía, sin poder dejar de lado su consumo y presenta un gran deseo por obtener este tipo de contenido la mayor parte del tiempo, se considera que existe adicción a la pornografía. Según la gravedad del problema, la persona puede comenzar a tener conductas cada vez más nocivas: pagar por obtener contenido pornográfico, pagar por favores sexuales y buscar medios para tener sexo por internet.

blog de sexualidad personas adictas al movil
¿Cómo determinar si tienes adicción a la pornografía?

Conforme tus comportamientos se vuelvan más compulsivos comenzarás a presentar algunos síntomas que harán más evidente que estás padeciendo de una adicción:

  • Comienzas a dejar de lado tus relaciones de familia, amistad y pareja y tus responsabilidades (académicas o de trabajo) para poder dedicarte a ver pornografía.

  • Inviertes dinero en ello, puedes pagar para acceder a contenido pornográfico e incluso en ocasiones no mides la cantidad de dinero que pagas con tal de poder obtenerlo.

  • No puedes dejar de ver pornografía, y buscas cualquier medio para conseguir porno aun si eso te produce problemas con quienes te rodean.

  • Tienes el deseo de poder dejar de ver pornografía, pero en algún punto sucumbes ante tu necesidad.

  • Tienes problemas durante la intimidad al evidenciar que es muy distinta a lo que ves en los videos.

  • Tus preferencias son cada vez más específicas y deseas encontrar cosas que satisfagan tus necesidades.

  • Experimentas un profundo sentimiento de culpabilidad luego de ver pornografía y te cuestionas constantemente si podrás dejar de consumirla.

cuando la persona necesita ver pornografía, sin poder dejar de lado su consumo y presenta un gran deseo por obtener este tipo de contenido la mayor parte del tiempo, se considera que existe adicción a la pornografía.


¿Puede la adicción a la pornografía tener consecuencias?

La respuesta corta es sí.

Y las consecuencias cubren varios ámbitos de la vida del afectado. Por ejemplo, a nivel personal se puede apreciar una mayor dificultad para manejar las relaciones sociales. Además ver pornografía con demasiada frecuencia con el tiempo deriva en problemas conductuales y emocionales.

Cuando la afectada es una mujer, las consecuencias pueden incluir la distorsión corporal, lo que puede llevarlas a querer cambiar su apariencia para adaptarse a lo observado en los videos. Por otra parte, cuando no es posible acceder a la pornografía, las personas pueden llegar a presentar episodios de ansiedad, depresión, aislamiento social y comienzan a desarrollarse conductas nocivas como el consumo de drogas y el consumo excesivo de alcohol.

No tener acceso a contenido pornográfico también puede producir estrés, frustración, y además problemas con la pareja y con quienes le rodean.


¿Es tratable la adicción a la pornografía?

Como todas las adicciones, la adicción a la pornografía puede ser tratada. Puedes seguir alguno de estos consejos si sientes que la situación se está saliendo de tus manos:

Limita el acceso a contenido pornográfico

Hoy día los navegadores te permiten filtrar el contenido considerado como ofensivo o contenido adulto, esencialmente para que los menores de edad no tengan contacto con el mismo. Puedes usar esto a tu favor para evitar visualizar pornografía.

Ubica el ordenador en un lugar visible

De esta manera, al sentirte observado, podrás mermar la necesidad de buscar contenido pornográfico.

Focaliza tu atención en otras actividades

Si estás experimentando la necesidad de ver pornografía, enfócate en otras cosas para distraer tu deseo.

Busca ayuda profesional

En última instancia si ninguno de estos consejos sirve, busca ayuda profesional. Necesitarás psicoterapia cognitivo-conductual, a través de la cual podrás entender tu adicción y obtener las herramientas necesarias para superarla.


Busca ayuda a tiempo

El sexo forma parte de lo que somos, y es normal experimentar curiosidad por todo lo relacionado a él. Sin embargo, la mejor manera de disfrutarlo, es llegando a experimentarlo de la manera más sana posible. Ver porno no es malo, que controle tu vida, sí. Si sientes que ver pornografía se ha convertido en una adicción busca ayuda profesional.

 

FAQ’S

¿Cómo saber si soy adicto a la pornografía?

  • Dejas de lado tus relaciones de familia, amistad y pareja y tus responsabilidades para ver pornografía.
  • Inviertes dinero en ello, incluso en ocasiones no mides la cantidad de dinero que pagas.
  • No puedes dejar de ver pornografía.
  • Tienes el deseo de poder dejar de ver pornografía, pero en algún punto sucumbes.
  • Tienes problemas durante la intimidad al evidenciar que es muy distinta a lo que ves en los videos.
  • Tus preferencias son cada vez más específicas y deseas encontrar cosas que satisfagan tus necesidades.
  • Experimentas un profundo sentimiento de culpabilidad luego de ver pornografía.

¿La adicción a la pornografía tiene consecuencias?

Si.

Y las consecuencias cubren varios ámbitos de la vida del afectado. Por ejemplo, a nivel personal se puede apreciar una mayor dificultad para manejar las relaciones sociales. Además ver pornografía con demasiada frecuencia con el tiempo deriva en problemas conductuales y emocionales.

Cuando la afectada es una mujer, las consecuencias pueden incluir la distorsión corporal, lo que puede llevarlas a querer cambiar su apariencia para adaptarse a lo observado en los videos. Las personas pueden llegar a presentar episodios de ansiedad, depresión, aislamiento social y comienzan a desarrollarse conductas nocivas.

No tener acceso a contenido pornográfico también puede producir estrés, frustración.

¿Se puede tratar la adicción a la pornografía?

La adicción a la pornografía puede ser tratada. La mejor opción siempre debe de ser la de acudir a un profesional, pero mientras tanto puedes intentar:

  • Limita el acceso a contenido pornofráfico
  • Ubica el ordenador en un lugar visible
  • Focaliza tu atención en otras actividades
  • Busca ayuda profesional

1 comentarios

adult dating 9 septiembre, 2022 - 6:40 pm

Gran articulo, amigo mio, buen analisis a tener en cuenta para la generacion actual y las futuras. Eugene Sommella

Responder

Dejar un comentario

Responsable » Juan Jesús Navarro
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de loading que es la empresa que provee el servicio de alojamiento web a saciasexblog.com, dentro de la UE.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.